Propuesta económica de “Juntos Haremos Historia” preocupa a expertos

coalicion-1078x750

El proyecto económico del candidato presidencial de la coalición “Juntos Haremos Historia”, Andrés Manuel López Obrador, preocupa a los expertos en economía y finanzas, por su inviabilidad e impacto negativo en las variables macroeconómicas, afirmó el director General de Estrategias de CI Banco, Juan S. Musi Amione.

Dijo estar alarmado de que el político tabasqueño rechace modificar la estructura fiscal, pues “es lo que más necesitamos, somos uno de los países con más baja recaudación, de las 20 economías más importantes del mundo somos la 14, y comparativamente hablando, estamos por mucho por debajo”.

En su opinión, “quién no reconozca que a México le urge una reforma fiscal está evidentemente negándose a la posibilidad de que este país progrese, que las finanzas públicas mejoren y de que la gente que menos tiene tenga mejores servicios de educación, salud e infraestructura”, anotó.

Musi Amione subrayó que rechazar los ajustes fiscales, significa a su vez más otorgar una amnistía a esa economía informal e ilegal que no contribuye al país, y se genera una mayor presión financiera para los programas de cortes populistas, que presuponen un gasto social enorme.

“Estos programas para gente mayor, los apoyos económicos a jóvenes que no estudian ni trabajan, todo esto deteriorará evidentemente la percepción de riesgo país y de riesgo crediticio de México, lo que nos podría costar una baja de calificación o incluso la pérdida del grado de inversión”, resaltó.

El experto de CI Banco también calificó como erróneo el planteamiento de reducir el salario a la burocracia, pues frena la posibilidad de que gente mejor preparada y talentosa ingrese a la administración pública.

En cuanto a la propuesta de impulsar la construcción de refinerías para mejorar el abasto de gasolina, refirió que es un negocio tardado, costoso y poco rentable. “El problema en los precios de las gasolinas no está en la importación sino en las finanzas vulnerables que obligan ponerle un impuesto a cada litro producto de la mala recaudación y de la economía ilegal e informa”, puntualizó.

Asimismo, puso en duda la propuesta de López Obrador de ser un país autosuficiente en materia agrícola, pues existen productos como el maíz, que se importa a un menor precio por el subsidio que tiene en el país de origen.

“Lo único que lograría es poner maíz y granos más caros para los mexicanos, por no tener ese subsidio”, agregó. Finalmente, sostuvo que la posición de cancelar la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), o de dar marcha atrás a la reforma energética, manda un mensaje de desconfianza hacia el país.

“Para un país como el nuestro es necesaria esa infraestructura, pues a final de cuentas trae derramas y beneficios en la parte turística y comercial, mientras más se invierta en infraestructura, tendremos mayor viabilidad económica por facilitar poner productos baratos en distintos puntos de la República”, resaltó.

Mientras que negar la posibilidad a México de recibir cientos de miles de millones de dólares de socios estratégicos en contratos de riegos, “es una gran estupidez”, enfatizó. “Resulta que por una soberanía mal entendida de que el petróleo es nuestro, éste debe seguir enterrado a miles de metros en el fondo del mar, cuando por el contrario, podemos sacarlo con sociedades estratégicas y compartir utilidades, y en donde ellos aporten recursos que no tiene Pemex, tecnología y experiencia que tampoco tenemos localmente, por no haber incursionado antes en aguas profundas”, señaló.

El especialista de CI Banco, refirió que bajo el escenario de que López Obrador ganará la Presidencia y de que suspendiera los proyectos antes mencionados y aplicara el esquema de apoyos sociales a “grupos vulnerables”, antes de seis meses el país estaría en la posibilidad de perder el grado de inversión.

A la par, el tipo de cambio pudiera llegar a niveles de 23 pesos o 24 pesos por dólar, con una implicación evidente en la inflación general que retornaría a niveles de 6.0 por ciento, mientras que las tasas de interés fácilmente superarían el nivel de 8.5 por ciento.

En contraste, destacó bajo un contexto moderado en el cual el candidato que gane la elección mantiene cierta continuidad macroeconómica, el tipo de cambio podría regresar hasta por debajo de 18 pesos por dólar, se cumplirían las metas de inflación en alrededor de 4.0 por ciento y Banco de México podría reducir el objetivo de la tasa de fondeo desde el nivel actual.

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Iconfacebook like buttonYouTube IconTwitter Icontwitter follow button