De ficción y cinismo

Por: Antonio Estudillo Rendon

Crear una ficción es fácil. Lo único que se necesita es un poco de sangre fría y un exceso de cinismo. El Fondo Monetario Internacional (FMI), ratifica una línea de crédito para México, por la cantidad de 86 mil millones de dólares (mdd). Ahí está, disponible. La estabilidad económica del país lo hace acreedor a tal beneficio. Seguro que los secretarios de estado involucrados en la elaboración de las directrices económicas, así como las calificadoras financieras internacionales y los empresarios ligados a estas últimas, han mostrado cifras alentadoras al FMI.

Casi al mismo tiempo, la secretaría de Economía, emite un reporte donde dice que la inversión extranjera directa (IED), es decir, aquella que genera producción real, que crea trabajo, subió en un 0.6%, durante el primer trimestre de este año, respecto al mismo periodo del año anterior. Pero, ya saben los pesimistas cuando analizan los datos: sí, pero el 25% de ese porcentaje solo representó inversión nueva. O sea, el resto es reinversión, inversiones ya hechas pero que se están chapinizando, finalizando los proyectos ya planeados. Entonces, el porcentaje de IED, se reduce. Dentro de este mismo rubro, cabe señalar que las inversiones que en breve se harán en México destaca la de los 30 millones de dólares que hará la empresa automotriz China BAIC Motor en México, específicamente en Veracruz. Parece que los proveedores de servicios e insumos serán mexicanos. Albricias.

El problema, nunca falta el pesimista que reitera cada semana, que una ventaja competitiva, de México, es el bajo salario. Ah, pero le dice otro menos pesimista, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), anunció que, dadas las condiciones macroeconómicas, es posible aumentar el salario mínimo a $92.00 pesotes. Es decir, a $11.50 pesos la hora. Ah, revira el más pesimista, estamos rezagados, entonces, respecto a los Estados Unidos y a Canadá. En el primero, el salario mínimo, es de $10.20 USD, por hora (191.66 pesotes); en Canadá, es de $10.70 CAD, por hora (201.05 pesotes). Además, tenemos actividades productivas donde los salarios son menores incluso a las zonas francas de producción china. Hacer consideraciones, permite darle su crédito al Moro, en la economía de escala se produce la ganancia que se distribuye hasta el escritorio del ejecutivo. Ahora, con todo y los argumentos que pongan los comercializadores de aguacate, checa el precio, para algunos inalcanzable. Algunos trabajan diario, en México, para comprar dos y medio.

La crisis estructural de la economía internacional e interna es que la vivimos de diferente. La línea de crédito que nos hemos ganado por parte del FMI, responde a que hemos importado un modo de producción que obedece a las necesidades de las empresas transnacionales y no nos quejamos. Ahí están los datos.

Nuestro problema es que creemos en esa ficción y también somos cínicos, la indolencia que nos caracteriza, es emblemática. No somos capaces de crear nuestro propio modo de desarrollo. En dos semanas lo vamos a ver. De tarea.

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Iconfacebook like buttonYouTube IconTwitter Icontwitter follow button