Yo Campesino

¡Qué bueno que van rápido!

Cancelan obras del NAIM; ahora “nada más falta” ¡Pagar!

Por: Miguel A. Rocha Valencia

Parece que las cuentas no le van a cuadrar a Gerardo Ferrando Bravo, director general del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México quien afirmó que a más tardar en seis meses se concluiría el cierre del malogrado proyecto del NAIM en Texcoco y anuncia que ya se negoció la cancelación de los 10 principales contratos de obra.

No dijo de dónde se va a sacar el dinero para amortizar, pero es seguro que los más de 175 mil millones que se pagarán, saldrán del bolsillo de todos los mexicanos.

Por lo pronto en la Secretaría de Hacienda ya busca cómo colocar más deuda,  aparte de los dos mil millones de dólares emitidos hacia mediados de enero y que sirven para asimilar los mil 800 millones y los intereses que se pagaron de créditos internacionales del NAIM con el respaldo de la Tarifa de Uso Aeroportuario (TUA).

Y no se ve para cuándo se concluya el cierre definitivo de obras porque los adeudos son más, muchos miles de millones más, de los que se dan a conocer.

Por ejemplo, muchos se van con la finta de que sólo hay que liquidar seis mil millones de dólares amarrados al TUA, pero se les olvidan los 30 mil millones de pesos de la fibra E y los 20 mil que puso el Gobierno federal a través de Banobras.

Claro todo eso más los intereses correspondientes.

Esto es que de los seis mil millones de dólares que se colocaron en bonos atados a la TUA, faltan cuatro mil 200 más intereses, que convertidos a pesos rondan los 90 mil millones de pesos, más los poco más de 20 mil que debieron pagarse del primer lote de mil 800 millones de dólares, suman casi 135 mil millones.

Si a los anteriores les adicionamos los 30 mil de la fibra E con sus intereses, desde luego, más los 20 mil de Banobras, rebasamos los 185 mil millones de pesos. Insistimos, más intereses.

Ahora bien suponiendo que sólo sean los 450 contratos de obra de que habla Ferrando Bravo, de los cuáles pomposamente se jacta de haber concluido diez, estamos hablando de una enorme fortuna, que además sigue creciendo, pues no se van a pagar parcialmente “hasta dónde lleguen” sino en su totalidad.

Tal vez los 10 negociados sean los más importantes en su monto y cubren como dice el titular del GACM, el 85 por ciento del total. El tema es liquidarlos y el dinero deberá salir de algún lugar.

Habría que esperar a que digan cuál es el monto de los mismos y de los restantes 440 “pequeños” que también deberán cancelarse. Claro el tema laboral tiene otras aristas que deberán concluirse.

Además hay que sumar el efecto en la economía; las pérdidas bursátiles, las depreciaciones de moneda y cuantificar lo incuantificable respecto a las secuelas de desconfianza entre los inversionistas que pensaron que con sus bonos y su fibra verde habían logrado un negocio para décadas y al final, apenas lograrán rescatar su dinero y una ganancia mínima frente a lo planeado.

Ni hablar de las expectativas de México frente a su panorama de infraestructura que se vio disminuida gracias a que se decidió tirar a la basura casi medio billón de pesos que seguramente pagarán los promotores de la IV Transformación.

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Iconfacebook like buttonYouTube IconTwitter Icontwitter follow button