Los tiempos del “huachicol”

La vida, como un comentario de otra cosa que no alcanzamos,

y que está ahí al alcance del salto que no damos.

Julio Cortázar

Estimados amigos lectores muchas gracias por su tiempo par la lectura de la presente columna, publicada en tan prestigiado medio de comunicación. Sin duda la lucha emprendida contra el robo de combustible por parte del gobierno de Andrés Manuel López Obrador es el punto más importante del arranque de su administración, es un tema complejo y con muchas aristas, no debe abordarse de manera totalitaria, superficial y lapidaria.

El problema no es nuevo, se agudizó en la administración de Felipe Calderón y de Enrique Peña Nieto, se hablaba de un combate frontal pero ninguno entregó resultados favorables. No hubo castigos ni responsables para un delito que requiere conocimiento técnico y por ello complicidad de trabajadores y funcionarios de Pemex.

El robo de combustibles se convirtió en un “negocio” redondo, que dejaba grandes ganancias a costillas de un bien de la nación. Se tienes registros periodísticos que en algunas regiones de Puebla, familias y poblaciones enteras encontraron en ese delito una forma de vida. Pero también el crimen organizado amplió sus horizontes diversificando su mercado de terror, pues el trasiego de estupefacientes también requiere combustible.

Personajes de la vida política como Diego Fernández de Cevallos, con quien platique ayer en el programa de radio, quien por cierto es el adversario político e histórico de Andrés Manuel López Obrador, apoya la decisión tomada por el ejecutivo. Diego entiende que no había otro camino, se tenía que tener mano firme y enfrentar la situación si se quiere sanear a Pemex. El asunto para Fernández de Cevallos, esta puesto en la mala estrategia que ha seguido la federación, la poca planeación.

Con las decisiones tomadas por AMLO y su equipo se han ocasionado molestias y pérdidas económicas. Es fundamental que se entreguen buenas cuentas y rápido, es una lucha que no se puede prolongar, porque inclusive se corre el riesgo de paralizar al país y ese escenario no conviene a nadie.

Pero no basta con cerrar los ductos y recomponer el camino, la cruzada también debe ser por la vía penal y se deben meter a la cárcel a los “huachicoleros de arriba y de abajo”, como lo ha mencionado el presidente López Obrador quien dio nombres de un general, de ello depende parte de su credibilidad, la estabilidad del país y mostrar antes de los 100 días que el país tiene rumbo.

Es urgente que le pongan fin a la crisis, porque la muchedumbre en sicosis, resulta peligrosa, y ese caldo de cultivo lo preparo AMLO y su equipo. 

Entre Palabras

El secretario general del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana, Carlos Romero Deschamps, expresó su respaldo a la lucha contra la corrupción en Pemex, emprendida por el presidente Andrés Manuel López Obrador y añadió que el gobierno está haciendo lo correcto. Desvergonzado.

Escríbeme tus comentarios al correo electrónico suartu@gmail.com, sígueme en la cuenta de Twitter @arturosuarez y en Instagram @arturosuarez_.

Muchas gracias y hasta la próxima.

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Iconfacebook like buttonYouTube IconTwitter Icontwitter follow button