Líderes Políticos

Por: Jesús Belmont Vázquez

Frontera sur

*México-Centroamérica, comercio con gran potencial

*La Guardia Nacional, se escucharán todas las voces

Congreso de la Unión.- Guatemala representa el principal socio comercial de México entre los países de Centroamérica; durante 2017 adquirió 30 por ciento de las exportaciones mexicanas a los países del Mercado Común Centroamericano, conformado por Costa Rica, Guatemala, Honduras, Nicaragua, El Salvador y Panamá (integrado apenas en 2013).

Guatemala es la puerta de entrada para el comercio y las inversiones de México con los países del Triángulo Norte (Guatemala, Honduras y El Salvador) y de manera más amplia para su exportación de bienes, servicios e inversiones en esa subregión de 47 millones de habitantes.

Desde 2013 el comercio se rige por el Tratado de Libre Comercio México-Centroamérica que sucedió al TLC México-Triángulo Norte.

Gracias al comercio preferencial al amparo de ambos tratados, el comercio total México-Guatemala creció 274 por ciento entre 2001 y 2016 donde las exportaciones mexicanas a Guatemala crecieron 250 por ciento, mientras que las importaciones que México realizó de su vecino del sur experimentaron un crecimiento de 455 por ciento en el mismo periodo.

México es el tercer proveedor para Guatemala con 10.7 por ciento de las importaciones totales del vecino del sur en 2017, en tanto que para México las importaciones de Guatemala no rebasaron 0.12 por ciento, es decir, 527 millones de dólares y sus exportaciones a

ese mercado representaron 0.42 por ciento, 1 mil 722 millones de dólares en 2017.

El comercio bilateral ha sido superavitario para México y se ha concentrado en exportaciones de petróleo, manufacturas y alimentos procesados.

Del lado de Guatemala las exportaciones a México se han concentrado en productos del sector primario y algunos del sector industrial como cauchos, textiles y vestido, plásticos, hierro y acero, que han mostrado complementariedad en la producción entre ambos países.

Las estadísticas hablan de un comercio prometedor para ambas naciones, por lo que el reciente decreto de estímulos fiscales dado a conocer para la frontera norte debería replicarse para la frontera sur.

Desde este 1 de enero entró en vigor la zona franca en los tres mil 180 kilómetros de nuestra frontera con Estados Unidos.

Se trata de una franja de 25 kilómetros desde la línea fronteriza y hacia el interior del país que busca generar mayor competitividad para las empresas del norte.

El decreto de Estímulos Fiscales de la Frontera Norte refiere que en toda la franja va a bajar el impuesto sobre la renta del 30 al 20 por ciento, el IVA del 16 al 8 por ciento, se homologarán los precios de los energéticos, va a costar lo mismo el gas, el diésel, la energía eléctrica, las gasolinas costarán lo mismo que del otro lado de la frontera y aumenta el salario mínimo al doble.

Ojalá y los legisladores federales por Chiapas se pongan las pilas para que sean escuchadas las voces de diversos sectores para que se consideren para el sur los mismos beneficios de la zona franca que se otorgaron a la frontera norte.

Los municipios de esta franja fronteriza con Guatemala son parte importante en el comercio de México, por lo que resulta un acto de justicia que también esta zona goce de beneficios tributarios que permitan fomentar el comercio entre México y los países del centro y sur del continente. Veremos

Amplia discusión sobre la Guardia Nacional

Una de las principales tareas que tiene el Congreso de la Unión es la aprobación de la Guardia Nacional, propuesta gubernamental que es vista como la militarización del país por parte de organismos defensores de derechos humanos, organizaciones civiles, académicos y expertos en seguridad.

En un ejercicio de parlamento abierto, a partir del 8 de enero se escucharán las opiniones de amplios sectores de la sociedad e informar a la ciudadanía sobre la trascendencia del tema.

Se espera la participación de autoridades municipales, gobernadores, funcionarios federales de seguridad y de las Fuerzas Armadas, representantes de organismos e instituciones de derechos humanos, colectivos de la sociedad civil, académicos y especialistas, entre otros.

Eduardo Ramírez Aguilar, presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales del Senado de la República, dijo ser respetuoso de los puntos de vista de quienes cuestionan la creación de la Guardia Nacional y refrendó su compromiso de que a lo largo del proceso legislativo se escuchen todas las opiniones que conduzcan al enriquecimiento de la propuesta para construir una reforma que permita enfrentar la inseguridad que se vive en México.

Dijo que en la Cámara Alta se tomará el tiempo que sea necesario para analizar detenidamente el dictamen que envíe la Cámara de Diputados a los cambios a la Constitución Política para la creación de la Guardia Nacional.

La idea –destacó el legislador- es conciliar posiciones y tranquilizar a los ciudadanos y a aquellos grupos de la sociedad que han manifestado su preocupación por considerar que la propuesta representa la militarización del país.

Ramírez Aguilar insistió en la urgencia de que México cuente con un órgano policial eficiente que pueda enfrentar la inseguridad y la actividad de los grupos criminales, pues es una realidad que el país vive un estado de emergencia en esta materia que se ha agravado en los años recientes. Jesus.belmontt@gmail.com

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Iconfacebook like buttonYouTube IconTwitter Icontwitter follow button