Líderes Políticos

Por: Jesús Belmont Vázquez

¿Golpe de Estado?

*Ningún poder por encima del otro

*Ministros, sujetos al 3º transitorio

Congreso de la Unión.- ¿Está quedando mal ante la ciudadanía la Suprema Corte al defender sus jugosos salarios o está jugando su papel de contrapeso al Poder Legislativo apoyado por el Ejecutivo?

En el gobierno encabezado por López Obrador, el Judicial es el único Poder que no está bajo el control del Ejecutivo y por ello tiene especial trascendencia el debate que inició con la admisión de la Acción de Inconstitucionalidad promovida por el PRI y otros partidos de oposición del Senado sobre la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos.

¿Podría el Legislativo presentar una ley que desaparezca la actual estructura de la Suprema Corte y crear una nueva a modo del presidente López Obrador?

Son muchas las preguntas que esperamos vayan encontrando respuesta.

Por lo pronto, en el Senado de la República, el priista Manuel Añorve Baños, dijo que ningún poder puede estar encima de los otros, “eso sería un golpe de Estado, técnicamente hablando, y nosotros no podemos apoyar ninguna acción que vaya en ese sentido”.

“Tanto el Poder Legislativo, como el Ejecutivo debemos ser respetuosos de las determinaciones del Poder Judicial. Los tres poderes deben coexistir y respetar sus límites políticos y constitucionales” señaló el también vicecoordinador de la bancada del PRI en la Cámara de Senadores.

Añorve Baños expresó su reconocimiento a la Suprema Corte al haber admitido la Acción de Inconstitucionalidad promovida por el PRI y otros grupos parlamentarios del Senado de la República, por la aprobación de la Ley de Remuneraciones de los Servidores Públicos.

Esta ley, de acuerdo con académicos, especialistas y legisladores, presenta diversos defectos e inconsistencias que la hacen inconstitucional.

Frente a la reacción del Ejecutivo Federal por la determinación del Ministro Alberto Pérez Dayán de suspender la aplicación de la Ley de Remuneraciones de los Servidores Públicos, el senador aseguró que “el respeto a la separación de poderes es fundamental para el Estado de Derecho”.

En San Lázaro era de esperarse la defensa de la ley por parte de diputados de Morena. Mario Delgado Carrillo, coordinador de la bancada y Pablo Gómez Álvarez, coordinador de Procesos Parlamentarios de la fracción, señalaron que se elaborará un decreto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2019 con salarios austeros y sin privilegios para los funcionarios federales, excepto para los del Poder Judicial.

“Vamos a hacer lo que nunca se ha hecho, lo que desde hace nueve años no se ha hecho: aplicar el artículo 127 constitucional, y que en la administración pública nadie gane por encima de lo que ganará el Presidente de la República en 2019”, dijo Delgado.

“Sí va a haber austeridad republicana para toda la administración pública federal”, agregó.

“A nosotros no nos afecta la suspensión de la Ley (para elaborar el PEF), porque nunca hemos dependido de esa ley para llevar a cabo nuestros proyecto de disminución de las altas percepciones de la burocracia dorada del país”, dijo Gómez Álvarez.

Delgado señaló que en el caso de los funcionarios del Poder Judicial no se podrán reducir sus percepciones, porque el artículo 94 de la Carta Magna lo impide, y se tiene que respetar lo que establece ese precepto.

Este artículo señala que “la remuneración que perciban por sus servicios los ministros de la Corte, los magistrados de Circuito, los jueces de Distrito y los consejeros de la Judicatura Federal, así como los magistrados electorales, no podrá ser disminuida durante su encargo”.

No obstante, señaló que el artículo tercero transitorio decreto de reforma a la Constitución del 24 de agosto de 2009 en el Diario Oficial, señala que estos funcionarios del Poder Judicial, así como los consejeros del INE y magistrados y jueces de los poderes judiciales estatales, deben sujetarse a lo que ahí se establece, respecto a sus remuneraciones.

“La aplicación exacta del tercero transitorio incluye que todos aquellos ministros de la Corte que fueron electos durante la vigencia de la modificación constitucional al 127 deberían estar topados por el salario del Presidente de la República”, dijo.

“Ningún ministro, electo después del 2010, puede ganar por encima de lo que gana el Presidente. Estamos seguros que los ministros son los primeros que están obligados en respectar la Constitución, se van a apegar al tercero transitorio”, abundó.

Jesus.belmontt@gmail.com

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Iconfacebook like buttonYouTube IconTwitter Icontwitter follow button