Líderes Políticos

Members of the media look the model of the new airport near the construction site at Texcoco, on the outskirts of Mexico City, Mexico October 25, 2016. REUTERS/Henry Romero

Por: Jesús Belmont Vázquez

NAICM

*Decisiones erráticas del presidente

*Carlos Urzúa debería ser ratificado

Congreso de la Unión.- La cancelación de la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), en Texcoco, implicará mayor deuda y menos recursos en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) de 2019 por la enorme cantidad de demandas que se lleguen a presentar.

Los tenedores de los seis mil millones de dólares en bonos, colocados en el mercado de Nueva York para el financiamiento de la terminal aérea, podrían haber solicitado un default técnico (incumplimiento de lo pactado) en los tribunales, si la cancelación del NAIM hubiera sido efectiva a partir del 1 de diciembre.

Esa situación hubiese sido catastrófica, pues hubiera arrastrado a la baja la calificación de la deuda soberana del país y la de Petróleos Mexicanos.

La vicecoordinadora de los diputados federales del PRD, Verónica Juárez Piña, explicó que el anuncio del nuevo Consejo de Administración del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM) de continuar las obras del NAIM hasta nuevo aviso, mientras se realiza una evaluación del plan estratégico del proyecto y se negocia con acreedores e inversionistas, sólo durará un par de semanas.

“Si bien se divulgó que seguiría la construcción del NAIM en Texcoco, esto sólo será así hasta la segunda quincena de diciembre que se cumple el plazo de 20 días hábiles, que esperan las

autoridades del nuevo gobierno para colocar la emisión de mil 800 millones de dólares de los bonos del aeropuerto”, dijo.

“En los hechos, lo que se busca con el anuncio es evitar un alud de demandas”, comentó la legisladora perredista.

En opinión de Juárez Piña, las decisiones erráticas que el presidente Andrés Manuel López Obrador ha tomado sobre la ubicación del aeropuerto, aunado a otros desatinos de carácter económico, han tenido costos muy altos para el país.

De entrada, tales decisiones implicarán más deuda y menos recursos para el Presupuesto de 2019, lo que impactará, indudablemente, en el bienestar de todos los mexicanos”.

Se quedaron esperando a Urzúa en San Lázaro

En la Cámara de Diputados se quedaron esperando al secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, quien supuestamente tendría que ser ratificado por el órgano Legislativo, pues es el primer titular de la SHCP que pasaría por este proceso de control parlamentario.

Lo anterior debido a que el 1 de diciembre pasado entró en vigor la fracción III del artículo 74 de la Constitución.

Y es que ayer el secretario Urzúa tomó protesta como titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, en sustitución de José Antonio González Anaya.

En su cuenta oficial en Twitter, la dependencia encargada de las finanzas públicas, publicó un mensaje en el cual dio a conocer la toma de protesta de Urzúa Macías, acompañado de fotografías en las que aparece con el ahora exsecretario de Hacienda, José Antonio González Anaya.

La fracción III del citado artículo, reformada en 2014, precisa que son facultades exclusivas de la Cámara de Diputados el “ratificar el nombramiento que el presidente de la República haga del secretario del ramo en materia de Hacienda, salvo que se opte por un gobierno de coalición”.

El pasado 27 de noviembre, en el Pleno de la Cámara se dio cuenta también de los empleados superiores de Hacienda que deben ser ratificados en el cargo.

Se trata del Subsecretario de Hacienda y Crédito Público, el Subsecretario de Egresos, el Subsecretario de Ingresos, el Procurador Fiscal de la Federación, el Tesorero de la Federación, el Jefe de Servicios de Administración Tributaria, el Administrador General de Recaudación, así como el Administrador General de Auditoría Fiscal Federal y el Administrador General de Aduanas.

También el Administrador General Jurídico, el Administrador General Grandes Contribuyentes, el Jefe de Unidad de Crédito Público, el Jefe de Unidad de Coordinación de Entidades Federativas y el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera.

A esta lista se añadió al Oficial Mayor de la SHCP, el único que sobrevivió tras la reforma a la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal.

Jesus.belmontt@gmail.com

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Iconfacebook like buttonYouTube IconTwitter Icontwitter follow button