Firma del T-MEC es una señal de confianza para empresarios

effffa8dee1543347917_standard_desktop_medium_retina

Con la firma del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) se enviará una señal de certidumbre para las inversiones, en un momento marcado por la tensión que atraviesa nuestro país. Para el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Juan Pablo Castañón, esto es positivo porque se retomará la confianza y deja en claro que México sigue en el camino del desarrollo, la búsqueda de empleos y atracción de inversiones.

“Logramos tener un acuerdo que le da mayor competitividad a México hacia el futuro”, dijo el también líder del Cuarto de Junto durante la renegociación del tratado, el cual se firmará mañana en Buenos Aires, Argentina, en el marco de la Cumbre del G20. El coordinador del Consejo Consultivo Estratégico de Negociaciones Internacionales (CCENI), Moisés Kalach, dijo a Notimex que es un momento importante para el país porque se concluye con un proceso “muy difícil” y que duró más de 13 meses.

La rúbrica del T-MEC, instrumento que reemplazará al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), llega en un momento “donde necesitamos buenas noticias de confianza hacia los mercados” y ahora ofrece certeza de largo plazo, coincidió. El instrumento, sostuvo, es una ancla jurídica y económica que dará certidumbre a las decisiones, “pero no resuelve todos los problemas del país” y se requiere trabajar en conjunto para resolver la agenda interna.

A su vez, Castañón comentó que en ese trabajo serán cruciales los primeros 90 días del nuevo gobierno, para devolver la confianza a los inversionistas internacionales. Dijo que con el primer tratado del libre comercio —vigente desde 1994— se elevó cinco veces el intercambio comercial en América del Norte, y esta cifra se podría duplicar en los próximos 10 o 15 años.

El crecimiento dependerá en parte de si la próxima administración decide preservar el proyecto de las Zonas Económicas Especiales (ZZE) y el impulso dado a la infraestructura en la región sur-sureste del país, apuntó. Cabe destacar que el TLCAN fue firmado el 17 de diciembre de 1992 por los presidieres de México y Estados Unidos, Carlos Salinas de Gortari y George Bush, respectivamente, y el primer ministro de Canadá, Brian Murleoney, para después entrar en vigor el 1 de enero de 1994. Este instrumento permitió formar uno de los bloques comerciales más importantes del mundo y hoy alberga a cerca de 500 millones de habitantes, lo que representa un 7.0 por ciento de la población mundial.

Los tres países representan el 28 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) mundial y el 16 por ciento del comercio internacional, según la Secretaría de Economía (SE). El pasado 30 de septiembre, y luego de más de un año de intensas negociaciones, los gobiernos de los tres países alcanzaron un acuerdo para modernizar el instrumento comercial de América del Norte.

Por lo que tocará al secretario de Economía, Ildefonso Guajardo Villarreal; el representante comercial estadounidense, Robert Lighthizer, y la ministra de Asuntos Exteriores, Chrystia Freeland, estar en la firma del nuevo Tratado de Libre Comercio (TLC), programada a las 6:00 horas -hora de México-. A Buenos Aires, Argentina, también se espera que acudan los mandatarios de México y Estados Unidos, Enrique Peña Nieto y Donald Trump, respectivamente, así como el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, para atestiguar la rúbrica.

Del sector empresarial mexicano —integrados en el llamado Cuarto de Junto— estarán presentes Juan Pablo Castañón, Moisés Kalach y Juan Gallardo. Se espera que el T-MEC sea ratificado durante los primeros ocho meses de 2019 por parte del poder legislativo de cada uno de los tres países, que entre en vigor el 1 de enero de 2020.

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Iconfacebook like buttonYouTube IconTwitter Icontwitter follow button