Líderes Políticos

595f0222876f4049097668

Por: Jesús Belmont Vázquez

Atropello

*Un abuso más de SSPCDMX

*La víctima, un ex funcionario

Congreso de la Unión.- La brutalidad policíaca, la violación flagrante de los derechos humanos y la corrupción, parecen ser asignaturas obligadas para pertenecer a la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México.

El comentario viene al papel por un “operativo” llevado a cabo por personal uniformado que lejos de parecer policías eran energúmenos sin sentimientos que se dedicaron salvajemente a despojar y maltratar a comensales.

Visiblemente molesto, el ex funcionario del Estado de México, Jesús Torres Marín, nos dijo: “Imagine usted si apenas hace tres días que se fueron a meter al Estado de México a causar destrozos y violaron la soberanía y quien sabe cuántos delitos más, ahora nos vemos en la penosa situación de ser víctimas de una policía retrograda”.

¡Que lástima¡, sostuvo nuestro entrevistado.

Durante una narración de hechos con quien esto escribe, fue más allá el funcionario y comentó: “Mientras que me encontraba con mi amigo al filo de las 23:30, del día 8 de noviembre, en el restaurante Angus, ubicado en las cercanías del Monumento a la Revolución, entró un grupo de policías uniformados de la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México, al grito de esto es una denuncia ciudadana, nos agarraron y con sus armas nos sometieron, no les importó que hubiera mujeres. Nos despojaron de

nuestras pertenencias –a mí me quitaron una esclava, un reloj y dinero que traía.

“Todos quédense en su lugar, argumentaron los policías que entraron al lugar, recibimos una llamada anónima en la que se nos informó que investigáramos quienes se encontraban en el interior -igual que si fueran los testaferros de un grupo criminal- nos revisaron a todos los presentes.

“Un grupo de tres ciudadanos de origen colombiano fueron sacados y puestos a resguardo, que nunca los había visto. En tanto, otros policías fueron con el del valet parking, a punta de pistola y golpes lo tiraron al piso y lo despojaron de las llaves de los vehículos”.

Posteriormente, -continúa nuestro entrevistado- del auto sacaron mi arma, la metieron a mi maleta y me la pusieron en la mesa. “No me dieron la oportunidad de mostrar la portación, ni mi identificación. Me mantuvieron detenido incomunicado, por espacio de 24 horas en los separos del bunker de la Fiscalía de la Ciudad de México. Resulta inverosímil el hecho de que tuvieran que pasar 24 horas para ponerme a disposición de la autoridad competente para resolver la portación de mi arma”.

“Me pusieron a disposición de las autoridades de la Procuraduría General de la República, en donde me dieron la oportunidad de identificarme y acreditar la portación de mi arma. Lo que motivó que fuera puesto en libertad de manera inmediata, pues no me encontraron drogas, ni nada que me comprometiera”.

Por lo que se refiere a mi amigo con el que me encontraba en el restaurante, debo decir que le sembraron un arma calibre 32, que no servía.

Fue puesto a disposición del juez de control en el reclusorio oriente, mismo que calificó de ilegal la detención y dejó en inmediata libertad, ya que se percató que todo fue sembrado por los policías. Nunca estuvimos afuera del bar, nunca fueron los hechos el día y la hora que refieren, nunca estuve yo cerca de los colombianos que detuvieron, ni se me encontró droga alguna, solo fui investigado por mi portación de arma.

De esta situación se hicieron cargo los uniformados Gilberto Sánchez Tinajero, Juan Martínez Gómez, a bordo de la patrulla Charger Placas DF-432Z1”.

Me detuvo el policía identificado como Efrén Corraltitlan Reyes. Cabe señalar que hubo confusión entre ellos pues no sabían quién me detuvo, debido a que fue todo sembrado.

Al actual secretario de Seguridad Pública, Raymundo Collins, a quien yo conozco de manera personal, le pido que termine con el mal actuar de sus subordinados, porque están manchando con su actuar su nombre pensando que pudieran ser órdenes de él.

La ciudadanía demanda un alto a los abusos y respeto a los derechos humanos de parte de los uniformados de la SSPCDMX; que NO se comporten como mafiosos, sino como verdaderos guardianes de la ley.

Jesus.belmontt@gmail.com

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Iconfacebook like buttonYouTube IconTwitter Icontwitter follow button