Sin Línea

***Saltimbamquis priístas zumpanguenses, huérfanos sin hueso

Por: José Sánchez López

PARECIERA que ahora sí se acabaron los “chapulines” políticos priístas en gran parte del país, sobre todo en el Estado de México, bastión del tricolor durante 93 años, desde que el priísta CARLOS RIVA PALACIO arribó a la gubernatura.

A la fecha ALFREDO DEL MAZO MAZA es el gobernante, sin embargo, tras el arrollador paso de la aplanadora MORENA y por los resultados de la actual adminisdtrtación, todo apunta a que también la gubernatura pasará en su momento a otras manos.

Zumpango no podría haber sido la excepción del apoderamiento del esa clase de saltimbanquis, que saltan con asombrosa agilidad de la Alcaldía a la Diputación, a la Regiduría o viceversa. Así se mantuvieron por años pegados a la ubre gubernamental, sirviéndose de los zumpanguenses, nunca sirviéndolos.

En las pasadas elecciones, MIGUEL ÁNGEL GAMBOA MONROY, un ilustre desconocido que fue electo no porque votaran por el partido MORENA, ni tampoco por él, sino por el efecto AMLO, aunque desde luego merece el beneficio de la duda.

Pero no la tiene nada fácil, después de que la dupla ABEL NEFTALÍ DOMÍNGUEZ AZUZ (que ya se disponía a trepàr nuevamente a la Alcaldía) y ENRIQUE AUDENCIO MAZUTTI DELGADO, con dos oportunidades desperdiciadas para ayudar realmente a sus coterráneos y con el mayor sueldo que ha tenido un edil (149 mil pesos mensuales hace 12 años), hundieron a Zumpango el el caos.

Entre las carencias y problemas que dejan al municipio, figuran:

Falta de obra pública en las comunidades más rezagadas de Zumpango, inseguridad rampante, ola de homicidios, múltiples desapariciones, robo a transeúnte, al transporte público, robó de vehículos, robó a casa habitación, asaltos a mano armada, secuestros.

Falta de programas sociales para los sectores más vulnerables, deficiencia en la prestación de servicios, rehabilitación de las carreteras principales, falta de alumbrado público y mantenimiento de luminarias, falta de apoyo a instituciones educativas, nula rehabilitación de espacios públicos para niños y jóvenes, ausencia total de atención al pueblo, boato

y dispendio en obras de relumbrón y ostentación insultante de sus lujos en actos públicos.

A ello, habría que añadir el descarado desvío de recursos humanos y materiales, obras inexistentes y la malversación de millonarias cantidades que supuestamente irían a parar a programas sociales pero que nunca llegaron.

Perto además hay otro problema que día a día se agiganta y amenaza con desbordarse.

Las decenas de miles de familias asentadas en los fraccionamientos “fantasmas” (una veintena, aproximadamente), como resultado del contubernio entre constructoras fraudulentas, autoridades municipales cómplices al otorgar toda clase de permisos para la edificación de ese tipo de unidades y el INFONAVIT, que cierra el círculo para engañar a la gente necesitada de un lugar digno donde vivir y que, prácticamente, queda en medio de la nada, sin fuentes de trabajo, transporte, mervados, iglesias o algún templo de culto, escuelas, pero sobre todo, una inseguridad terrible que ha originado el abandono y desmantelamiento de miles de viviendas, lo que le da nombre a esas “unidades fantasmas”.

Esa es la problemática que enfrentan los zumpanguenses y que ahora corresponde a GAMBOA MONROY afrontar y resolver, si no quiere que dentro de tres años la historia se repita.

En calidad de mientras, ya le quedó claro a AUDENCIO MAZUTTI que “antes como antes y ora como ora”, porque que ya no va a tener quien le cuide las espaldas y lo apoye, pues ni siquiera su hija, ARIADNE BERENICE MAZUTTI CHOREÑO, pudo llegar al Congreso.

Las redes sociales, pulso inequívoco del sentir popular, reflejan algunas de las opiniones de los zumpaguenses:

“Por favor habran los ojos, para no seguir manteniendo este tipo de zánganos. Tienen a Zumpango en la miseria, súper endeudado, pero ellos cada ves mas ricos”: Sergio Jandete.

“Qué le corten el agua, la luz, que le manden a los rateros a su casa y lo saquen como en Villas, La Trinidad, Las Plazas o Sauces” (fraccionamientos “fantasmas”): Ana Islas.

“¿Con el sueldo de edil municipal (ENRIQUE AUDENCIO), alcanza para ser dueño de varias gasolineras y moteles?”: Alejandro López Durán.

Será interesante no perder de vista la manera de gobernar de GAMBOA MONROY.***A VER SI NO RESULTA PEOR EL REMEDIO QUE LA ENFERMEDAD .***AU REVOIR. joebotlle@gmail.com

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Iconfacebook like buttonYouTube IconTwitter Icontwitter follow button