Sin Línea

***Fraccionamnientos “fantasmas” de Zumpango botín de pillos

***Inseguridad, corrupción e impunidad, caldo de cultivo para el crimen

***Santa Cecilia, Encinos, Sauces, Las Plazas, La Trinidad, Santa Isabel ***Todos en manos del hampa con la complacencia municipal

***Nula respuesta del edil Enrique Gaudencio Mazutti Delgado

Por: José Sánchez López

A últimas fechas, los linchamientos se han vuelto comunes en diversos estados de la República, pero con especial énfasis en el Estado de México.

ERUVIEL ÁVILA VILLEGAS, dos veces alcalde de Ecatepec, de 2003 a 2006 y de 2009 a 2011 (el municipio más inseguro y violento del Estado de México) y ex gobernador de 2011 a 2017, dejó a su natal Ecatetec y al estado hundidos en la violencia, inseguridad, corrupción e impunidad.

Su relevo, el también priísta, ALFREDO DEL MAZO MAZA, heredó el nefasto legado que se le ha complicado en los 30 días que lleva al frente y nada presagia que cambie la situación, sino que se agrave.

ZUMPANGO, con apenas 170 mil habitantes y, para variar, con otro priísta al frente, ENRIQUE GAUDENCIO MAZUTTI DELGADO, no podía ser la excepción, pues es un polvorín que está a punto de estallar por la falta de respuesta a los miles de habitantes de una veintena de fraccionanmientos, que son pasto de la delincuencia y que advierten que si la postura del gobierno local sigue siendo nula tomarán la justicia en sus manos.

En todos y cada uno de los fraccionamientos, algunos de ellos llamados, cínicamente, “residenciales” (para cobrar más), campean los asaltos a mano armada, los robos violentos a casas habitadas y el desvalijamiento total de las deshabitadas, así como la invasión de muchas de ellas por parte de delincuentes que atemorizan a la gente al ostentarse como miembros del crimen organizado.

Uno de los hechos más recientes y que describe fielmente lo que ocurre en esos sitios, se registró en el fraccionamniento Santa Cecilia.

Moradores de dicha unidad, en la que hay un promedio de 4 mil casas, pero sólo están habitadas no más de mil 500, precisamente por la inseguridad (la situación es la misma en todas las demás), relatan que el domingo 14, a las 11.30 horas, se activaron las alarmas instaladas por

los mismos vecinos de Paseo de la Marmota y Paseo del Águila, quienes han tenido que organizarse para defender su patrimonio.

Había sido localizada la camioneta Chevrolet, azul, placas LUR-7883, repleta con muebles de baño, tarjas, mezcladoras y demás enseres, presumiblemente parte del mobiliario de las casas saqueadas.

En la unidad estaban dos muchachos que al verse descubiertos echaron a correr y escaparon.

Poco más tarde apareció el dueño con una garrafa de gasolina. Dijo que el vehículo estaba parado por falta de combustible. Se negó a dar su nombre, sólo dijo vivir en la calle de Cangrejo, en la zona de artriba del mismo fraccionamiento; que le llaman “El Pirrurris” y que los artículos los había comprado en el tianguis de San Felipe de Jesús, en la Alcaldía de Gustavo A. Madero de la Ciudad de México, para revenderlos, pero no pudo comprobar su legítima propiedad.

Se avisó a los vecinos de dicha zona y en cuestión de minutos llegaron al lugar. Si bien reconocieron al “Pirrurris” como vecino, también lo identificaron como uno de los maleantes de la zona, autores del vandalizamiento de las casas.

Se armaron con palos, machetes, piedras y lo que encontraban a su paso y se disponían a lincharlo.

Se llamò a la policía para evitar una tragedia y al llegar una patrulla municipal, los tripulantes, despreocupados, dijeron a los pobladores: “Nosotros vamos a dar una vuelta, regresamos en una hora, hagan lo que quieran, nosotros no vemos nada”.

Pudo más la cordura en los lugareños que en los uniformados, quienes tuvieron que acceder a llevar al individuo ante el Ministerio Público. Hasta esos momentos la camioneta estaba intacta.

Sin embargo ya en la demarcación, se observaba con múltiples daños.

No obstante, hasta esos momentos había la confianza de que se haría valer la ley, pero ya ante la licenciada LIZBETH FUENTES, vieron que no sería así.

La funcionaria dijo que dejarían ir al “Pirrurris”, como a muchos más, ya que nunca aparecen los dueños de las cosas o también nadie se atreve a denunciar porque son amedrentados por los delincuentes o sus familiares.

Justo en esos momentos apareció un sujeto de nombre ROBERTO “N”, quien se dijo hijo del “Pirrurris” y se mostró sumamente agresivo con los acusadores, sin que fuera reconvenido por las autoridades.

Dijo ser mototaxista, que había tenido problemas anteriores pero “ya se estaba regenerando”.

“El Pirrurris” no quedó detenido, como lo anticipó la Ministerio Públioco, aunque eso sí, dijo que confiscaría la camioneta junto con lo que llevaba.

Si no hubo detenido, ni denunciante, obviamente tampoco elementos para integrar la carpeta de investigación ¿entonces, bajo que argumento la licenciada FUENTES dispuso que los objetos quedarían asegurados?

Con todo esto, los vecinos, justificadamente, temen represalias.

¿Valió la pena asumir el riesgo de atrapar a un maleante, pese a la apatía o quizá connivencia de los encargados de brindar seguridad y justicia?

Los moradores no sólo hacen un llamado al gobernador DEL MAZO, sino al aún presidente de la República, ENRIQUE PEÑA NIETO y al secretario de la Defensa Nacional, general SALVADOR CIENFUEGOS ZEPEDA, a fin de que intervengan, ya que no hay ningún tipo de ayuda para su seguridad, incluso señalan que implantar el toque de queda “sería fenomenal”.

Hasta ahora, todavía malgobierna ENRIQUE AUDENCIO MAZUTTI DELGADO, cuyas gestiones (dos) han estado revestidas por la abulia, el desinterés y, en algunos casos, hasta por el descaro, lo bueno es que ya sólo le quedan 43 días en el cargo, aunque antes de que se vaya daremos a conocer algunos de sus asegunes en nustras siguientes entregas.***NO DESPIERTEN AL MÉXICO BRONCO.***AU REVOIR. joebotlle@gmail.com

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Iconfacebook like buttonYouTube IconTwitter Icontwitter follow button