Bajar impuestos en frontera norte dejaría un hueco millonario

url

La propuesta de la próxima administración federal, encabezada por Andrés Manuel López Obrador, de bajar impuestos en la frontera norte de México abriría un boquete fiscal de entre 83 mil millones y hasta 104 mil millones de pesos, consideraron especialistas citados por el diario El Universal.

De acuerdo con la publicación de este viernes, bajar los impuestos al Valor Agregado (IVA) de 16 por ciento a ocho por ciento, y Sobre la Renta (ISR) de 30 por ciento a 20 por ciento, significaría un riesgo de convertir a esa zona en un “paraíso fiscal”, según los expertos consultados por el periódico.

Refiere que la máxima pérdida recaudatoria que calcula el Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP) es similar al presupuesto de la Secretaría de Desarrollo Social (106 mil 645 millones de pesos en 2018), mientras que en el rango menor de estimación equivale al gasto total de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (84 mil 548 millones).

El diario de circulación nacional apunta también que a fin de evitar que en convierta en un gasto fiscal o pérdida recaudatoria, el presidente del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria, Héctor Villarreal, solicitó a López Obrador reconsiderar esa propuesta.

Además, refirió que el CIEP realizó el estudio “Impacto en recaudación”, donde señala que “la propuesta dejaría un hueco importante en las finanzas públicas, presionadas por socios demográficos que tienen implicaciones en el presupuesto, sobre todo con aumento en el gasto en pensiones y salud”.

De acuerdo con Ardían García, quien elaboró el análisis, bajar el IVA al ocho por ciento en la frontera norte significaría dejar de obtener un máximo de 55 mil 163 millones de pesos, y por reducir el ISR empresarial de 30 a 20 por ciento no ingresarían al erario un máximo de 49 mil 284 millones de pesos.

También advirtió que el estímulo podría exacerbar problemas fiscales como la evasión y la elusión, en el primer caso por las mentiras que se registren en cuanto al lugar de las ventas, y en el segundo, por el movimiento de direcciones fiscales.

A su vez, el presidente del Instituto Mexicano de Contadores Públicos, José Besil, consideró que, aunque es una estrategia de carácter competitiva, es necesario saber cuáles serán las reglas que se emitirán para evitar que la región se convierta en un “paraíso fiscal”.

Alertó que si no se tienen esos criterios empezarán a crecer los domicilios fiscales en la frontera norte, lo que daría pie a un “hueco” muy grande para los ingresos públicos. No obstante, para el Banco de México (Banxico), el acuerdo entre el presidente electo y los gobernadores fronterizos del norte, podría estimular la captación de inversión en esa zona del país.

Asimismo, refirió que el pasado 13 de septiembre, el director general de Investigación Económica, Daniel Chiquiar, consideró en una visión preliminar que la medida podría llevar a que se genera mayor inversión en la región y mantenerla competitiva.

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Iconfacebook like buttonYouTube IconTwitter Icontwitter follow button