CDMX una ciudad sin control

La juventud es feliz porque

tiene la capacidad de ver la belleza…

Franz Kafka

 

Por: Arturo Suárez Ramírez

 

Estimados amigos lectores muchas gracias por su tiempo para la lectura de la presente columna publicada en tan prestigiado medio de comunicación. La Ciudad de México vive una terrible ola de violencia que ha desatado el crimen organizado, lo que era un oasis en el país desde que Calderón declaró la guerra al narco, hoy se encuentra fuera de control y los ciudadanos padecemos el fuego cruzado y miedo.

 

En julio del año pasado se libró una batalla por el abatimiento de Felipe de Jesús Pérez Luna, alías “El Ojos”, líder del cártel de Tláhuac, los elementos de la Secretaría de Marina y de la Policía Federal daban cuenta de ello. Mientras que camiones en llamas y atravesados en avenidas principales, narco bloqueos y suspensión de clases, fue el resultado del operativo, el Jefe de Gobierno negaba la presencia del narco.

 

El otrora senador de la República Miguel Ángel Mancera, premiado por Acción Nacional con un escaño plurinominal y ahora coordinador de la bancada del PRD. Mancera declaraba que en la capital no existía el crimen organizado y que se estaba “terminando con el grupo delictivo de amplio espectro”. De igual forma, la PGJ declaraba que los delitos en la CDMX se encontraban en niveles aceptables.

 

Pero estas declaraciones se daban en el preámbulo de una campaña presidencial fallida, y eran desmentidas por las autoridades federales e investigaciones periodísticas. El crimen organizado si opera en la Ciudad de México al igual que en otros estados del país, y se disputa plazas, marca territorios, hacen ejecuciones a cualquier hora, y desperdigan desmembrados en avenidas principales.

 

Uno de los Jefes Delegacionales que señaló el problema de la operación de estos grupos, del cobro de piso, extorciones y más sobre comerciantes, restauranteros y otros, fue Ricardo Monreal. El ahora senador dice que las fuerzas armadas se deben de coordinar con la administración capitalina para desmantelar esas organizaciones “con tiros de precisión”.

 

En el ocaso de dos administraciones con muchas fallas, la de Peña Nieto y la de Miguel Ángel Mancera, tiene la obligación de restituir el orden, la paz y la seguridad de los que habitamos la capital del país. La Jefa de Gobierno electa encontrará un desorden y para meterle orden, debe tener mano dura, coordinación, investigación sobre la sospecha de la infiltración de las policías. Todo un trabuco, el que les espera a las administraciones de Morena. ¿Podrán?

 

Entre Palabras

 

A un año del sismo del 19 de septiembre, no hay certidumbre en la entrega de recursos, ninguno de los tres niveles de gobierno se salva. Es urgente que se le dé claridad a donde fueron a parar esos dineros, porque el reclamo y la incertidumbre de los damnificados sigue siendo la de los primeros días.

 

Escríbeme tus comentarios al correo electrónico suartu@gmail.com sígueme en la cuenta de Twitter @arturosuarez y en Instagram @arturosuarez_.

 

Muchas gracias y hasta la próxima.

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Iconfacebook like buttonYouTube IconTwitter Icontwitter follow button