El ocaso del presidente

La única educación eterna es esta: estar lo bastante

seguro de una cosa para decírsela a un niño.

Gilbert Keith Chesterton

Por: Arturo Suárez Ramírez

Estimados amigos lectores muchas gracias por su tiempo para la lectura de la presente columna publicada en tan prestigiado medio de comunicación. El presidente Enrique Peña Nieto ha concedido sus últimas entrevistas a los medios de comunicación, la impresión que da, es que ya quiere que se termine el sexenio, sobretodo la segunda parte en la que sus resultados lo llevaron a perder la Presidencia de la República y vivir en soledad.

Unos días después de haber ganado la elección, Andrés Manuel López Obrador se apersonó con Enrique Peña Nieto en Palacio Nacional, ahí se dieron las primeras muestras de lo fortalecido de AMLO, y lo disminuido de Peña Nieto. Quien tenía que haber dado el mensaje y la conferencia era Peña, todavía es presidente, o mínimo su vocero y esperar a que AMLO lo hiciera en su casa de campaña, les comió el mandado, era un anticipo de la administración que está por comenzar.

En la reunión que sostuvieron estos dos personajes el lunes pasado, se la volvió a hacer, ahora en su cara y ante el gabinete, López Obrador le dijo al presidente Peña que su Reforma Educativa va para atrás una vez que tomé el poder, esas acciones son un retrato de lo que ha sido la “administración peñista”, salpicada de corrupción, sin estrategia en el área de comunicación social, siempre viviendo en una burbuja alejados de la realidad del país.

Por ello es imprescindible la evaluación ciudadana sobre un presidente que tiene grandes fallas, y que el mismo ha mencionado como: los 43 de Ayotzinapa, miles de muertos, incluso más que en el sexenio de Felipe Calderón, la fallida estrategia contra la delincuencia, la corrupción que sale por cada poro de su administración, la nula capacidad para comunicar los aciertos con otros comunicadores y periodistas que no eran sus aplaudidores.

El ejercicio debe ser a conciencia, el análisis debe ser frío ante los resultados y sus números, faltan tres largos meses de vacío de poder y muchas cosas pueden suceder, por ello es importante que alguien le diga que sigue siendo el presidente de México. En la elección pasada la ciudadanía le cobró los errores al priismo y cada error tiene nombre y apellidos.

Entre Palabras

En la Secretaría de Gobernación nunca creyeron el cuento de que José Antonio Meade sería el ganador de la contienda electoral, ellos comenzaron la mudanza desde la primera semana en que llegó Alfonso Navarrete Prida, quien de inmediato ordenó que se hicieran auditorias en todas las aéreas. La orden era revisar todo, que no hubiera un nuevo escándalo de corrupción para cerrar el sexenio.

Escríbeme tus comentarios al correo electrónico suartu@gmail.com, sígueme en la cuenta de Twitter @arturosuarez y en Instagram @arturosuarez_.

Muchas gracias y hasta la próxima…

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Iconfacebook like buttonYouTube IconTwitter Icontwitter follow button